Es de vital importancia que un cachorro aprenda de referentes equilibrados.

Es de vital importancia que un cachorro aprenda de referentes equilibrados.

En el Club ofrecemos un espacio donde pueden jugar y relacionarse con perros equilibrados, seguros y con habilidades sociales en un ambiente donde las personas aprenden como comunicarse y comportarse en cada situación.

Un espacio en plena naturaleza donde disfrutar con tu mejor amigo.

Agility, búsqueda, piscina, juegos de estimulación mental, habilidades con clicker, propiocepción, masajes, paseos en grupo por montaña y ciudad.
Ejercemos actividades formativas donde es el propietario quien aprende a educar y entender a su perro y, sesiones prácticas donde ayudamos y acompañamos al perro a superar miedos e inseguridades.

Un espacio en plena naturaleza donde disfrutar con tu mejor amigo.

Agility, búsqueda, piscina, juegos de estimulación mental, habilidades con clicker, propiocepción, masajes, paseos en grupo por montaña y ciudad.
Ejercemos actividades formativas donde es el propietario quien aprende a educar y entender a su perro y, sesiones prácticas donde ayudamos y acompañamos al perro a superar miedos e inseguridades.

Aprenderéis juntos en un entorno adecuado y un ambiente respetuoso.

Aprenderéis juntos en un entorno adecuado y un ambiente respetuoso.

Hacemos formaciones teóricas y prácticas, continuadas y de calidad. Basamos la educación del perro y la modificación de conductas no deseadas en la comunicación. En el club os enseñamos a interpretarla, entenderla y utilizarla.
A su vez, el perro adquiere habilidades sociales relacionándose con su entorno y otros perros, bajo la supervisión de profesionales que te ayudarán a comprender que está pasando y como intervenir y ayudarlos.

Es de vital importancia que un cachorro aprenda de referentes equilibrados.

Es de vital importancia que un cachorro aprenda de referentes equilibrados.

En el Club ofrecemos un espacio donde pueden jugar y relacionarse con perros equilibrados, seguros y con habilidades sociales en un ambiente donde las personas aprenden como comunicarse y comportarse en cada situación.

Un espacio en plena naturaleza donde disfrutar con tu mejor amigo.

Agility, búsqueda, piscina, juegos de estimulación mental, habilidades con clicker, propiocepción, masajes, paseos en grupo por montaña y ciudad.
Ejercemos actividades formativas donde es el propietario quien aprende a educar y entender a su perro y, sesiones prácticas donde ayudamos y acompañamos al perro a superar miedos e inseguridades.

Un espacio en plena naturaleza donde disfrutar con tu mejor amigo.

Agility, búsqueda, piscina, juegos de estimulación mental, habilidades con clicker, propiocepción, masajes, paseos en grupo por montaña y ciudad.
Ejercemos actividades formativas donde es el propietario quien aprende a educar y entender a su perro y, sesiones prácticas donde ayudamos y acompañamos al perro a superar miedos e inseguridades.

Aprenderéis juntos en un entorno adecuado y un ambiente respetuoso.

Aprenderéis juntos en un entorno adecuado y un ambiente respetuoso.

Hacemos formaciones teóricas y prácticas, continuadas y de calidad. Basamos la educación del perro y la modificación de conductas no deseadas en la comunicación. En el club os enseñamos a interpretarla, entenderla y utilizarla.
A su vez, el perro adquiere habilidades sociales relacionándose con su entorno y otros perros, bajo la supervisión de profesionales que te ayudarán a comprender que está pasando y como intervenir y ayudarlos.

Actualmente somos 52 miembros. ¡Gracias!

El Club es una gran familia donde entre todos nos ayudamos y pasamos ratos de calidad junto a nuestros perros.

Kai y Núria

“Todo empezó con el pretexto de educar a mi perro para crear un vínculo de confianza, respeto y mejora en la convivencia. Costó encontrar un espacio que trabajase con herramientas que me hiciesen sentir cómoda, pero finalmente, descubrí a Míriam y a Dani. Ahora agradezco cada día que comparto con ellos y la gente del club. Emprender este camino está siendo un trabajo de exploración y crecimiento constante, intenso y horizontal. Estoy más que agradecida.”

Benji y Mónica

“Tenía mucho miedo de salir a pasear con Benji por su reactividad con otros perros. Gracias a Míriam y Dani ahora puedo comunicarme con él y nos sentimos más tranquilos y felices.”

Dolca e Ivette

“Conocer a Míriam y Dani me hizo empezar a entender el vínculo tan profundo que nos une a los perros. Hay un inconsciente que, siendo nuestro, aflora en ellos y que, si lo aprendemos a leer, poco a poco, puede ayudarnos a nosotros y a ellos. También aprendí que los seres vivos somos hermanos en este planeta. He vuelto a ver a Dani y Míriam hace poco. Con ellos observo. Sigo aprendiendo. Son una fuente inagotable de sabiduría. Me han hecho ganar en respeto hacia cada perro, y empezar a sentir lo que implica ese respeto. Gracias, siempre, a los dos.”

Briana y Paula


“Tenemos la certeza que aprendemos a educar a nuestra perra desde el amor, la confianza y el respeto, nos proporciona mucha tranquilidad. Entender sus preocupaciones y aprender a gestionarlas de manera positiva refuerza el vínculo y mejora la convivencia. No creemos en otros métodos que no respeten ni física, ni emocionalmente a el animal. La Briana forma parte de nuestra familia y así queremos que lo sienta. El equipo humano es excepcional, siempre dispuestos a escuchar nuestras preocupaciones y orientarnos delante de cualquier duda.”

Benji y Sergi


“El club canino Atúk es más que un club, un lugar donde perros y humanos pueden evolucionar.”

Curra y Maria Neus


“Lo que más deseas cuando ves a un perro con miedos es decirle que tú vas a ayudarle. Y aquí aprendes a comunicarte mejor con él, en su propio lenguaje gestual, basado en la calma, respeto y armonía, creando un vínculo entre nosotros que nunca hubieras imaginado que podía existir.”