Los primeros baños y cepillados

¿Es imprescindible bañarlo ya?

Cuando adoptamos a un perro, debemos valorar la necesidad de bañarlo. Quizás el perro esté tan sucio o huela tanto que no haya otro remedio.

En la medida de lo posible permitiremos que el perro se adapte a su nuevo hogar antes de comenzar el proceso de bañarlo. Y decimos proceso porque para poder hacerlo correctamente deberíamos ir introduciendo poco a poco y con paciencia todo aquello que necesitamos para realizar un baño completo.
Debemos tener en cuenta las necesidades del perro que acaba de llegar a casa. Ya tiene suficiente con poder gestionar todos los cambios que se están produciendo en esos días. Es posible que aún ni siquiera confíe en las personas que a partir de ahora van a ser su familia. Así que en primer lugar, déjale unos días tranquilo,  que se adapte a vosotros, a la casa, a su nueva zona de paseo, etc. Que os coja confianza y empezar a trabajar la habituación a manipulados de manera progresiva.
Si nuestro perro nos chupa las manos o nos las mordisquea cuando lo acariciamos, o se pone muy nervioso cuando recibe caricias, muy probablemente tenga problemas con las manipulaciones. esto se debe a que ha asociado negativamente las manos de las personas, ya sea porque lo han obligado, porque lo han forzado, castigado o pegado o simplemente, en algunos casos, no se le ha respetado su lenguaje corporal. En cualquier caso, nosotros ahora deberemos respetar este lenguaje, y para respetarlo tenemos que aprenderlo, entenderlo y devolverlo cuando toca. Para ayudaros con este tema en el apartado de formaciones tenéis un curso On line de Comunicación y Lenguaje donde descubriréis un mundo completamente desconocido para las personas y debería ser de obligado conocimiento para todo aquel que convive con un perro o se relaciona con ellos.
Si el perro está muy muy sucio y no hay otro remedio, es mejor que no te asocie a ti al baño. Busca una peluquería canina de confianza, de bajo estrés y que respete el lenguaje corporal del perro y si no estás seguro, pide quedarte allí con él. No lo dejes expuesto en un sitio desconocido en los que a menudo obligan y riñen, por lo que se suelen crear muy malas asociaciones con los manipulados.


¿Cual sería el ideal para bañar a un perro?


Lo ideal, previo al baño, sería conocer qué miedos puede tener el perro (manipulados, ruidos, movimientos, intenciones que puedan tener los humanos, etc.).
Los primeros pasos tendrán que ver con el entorno, es decir, el lugar donde haremos todo el proceso (ducha, bañera, patio, jardín...). Procuraremos que lo asocie a tranquilidad e intentaremos que por voluntad propia el perro acceda al lugar.
Podemos invitarles poniendo comida en el plato de ducha por ejemplo. Todo esto sin intención alguna de bañarlo, aún.
Una vez tiene normalizado el lugar y la situación podemos comenzar a manipular la alcachofa (o manguera) de la ducha pero sin agua y observaremos que señales emite el perro. Iremos moviéndola como si fuéramos a ducharlo. Si vemos que le preocupa dejaremos la alcachofa, le permitiremos olerla. Si nos pregunta le haremos señales de calma. La velocidad del proceso debe ser acorde a la necesidad del perro de normalizar la situación.

Habiendo normalizado lo expuesto anteriormente, realizaremos el mismo proceso, pero esta vez con agua. Con un caudal de agua mínimo continuaremos el proceso. Si va bien, podemos añadir el acto de frotar (acariciar) el pelo. Existen duchas que pueden imitar este acto a la vez que le aplicas el agua.


Siempre que acerquemos el agua o las manos al perro, hacerlo de abajo a arriba puede ayudar a que se habitúe más fácilmente. Ir desde arriba es percibido como amenazante.
¿Qué hago en el caso que mi perro no quiera el baño pero sea necesario?

Intentando normalizar y desensibilizar el primer paso (entorno), podemos buscar un punto fijo donde atar al perro de manera que no pueda huir, aunque eso no significa que podamos hacer lo que queramos con el perro. Siempre daremos a entender al perro que intentamos ser lo más amable posible.

Nos podemos ayudar con algunos artículos como este de Amazon, una alfombrilla que podemos pegar a la pared e introducirle comida estilo paté y así el perro se mantiene entretenido comiendo mientras nosotros lo bañamos
 que pueden hacer que este momento pasado por agua sea más llevadero.

Los perros tienen un PH especifico, por lo que no se pueden bañar con nuestros champús. Nosotros recomendamos champús cuanto más naturales mejor y que os dejéis asesorar en peluquerías sobre el tipo de pelo y el cuidado que necesita. Hasta los perros de pelo corto necesitan champús específicos para eliminar el exceso de grasa que genera su piel. Nosotros recomendamos la marca Nogga, por calidad, porque son naturales y por la gran variedad y champús específicos que tienen. No tanto por precio, que pica lo suyo, pero si somos realistas, al ser un buen champú se necesita muy poca cantidad para hacer mucha espuma y nos duran años.

¿En relación a la frecuencia de baños?

Nosotros bañamos a nuestros perros 3 ó 4 veces al año. Lo que si hacemos es mantenerles el pelaje limpio con cepillados frecuentes. Aunque si el perro sufre de estrés, muy probablemente huela mal su cuerpo y su aliento, pero necesita ayuda a nivel de comportamiento.

¿Cómo habituar y normalizar los cepillados?

Pues simplemente siendo respetuosos, respetando siempre el lenguaje corporal del perro, no reñir ni forzar, no obligar ni castigar por no dejarse y hacerlo de manera progresiva según lo que necesite cada perro. Mantener un ritmo lento, estar tranquilos e ir haciendo la habituación progresiva es la clave, ya que a los perros les suele encantar el cepillado si se hace bien el proceso.

Cuando la mala asociación ya está hecha, revertirlo es más complicado, pero se puede desensibilizar o trabajar mediante lenguaje corporal. Si necesitáis ayuda podéis contactarnos y os ayudaremos.

Hemos creado un canal gratuito en Telegram donde compartimos información sobre Educación canina respetuosa, terapias alternativas y alimentación natural. Puedes unirte desde aquí y formar parte de la familia Atúk: Canal Telegram

Si quieres acceder a las formaciones y materiales gratuitos, también lo tienes en la web: www.atuk.dog/formacion

Síguenos también en Instagram Atuk.dog.educacion.canina y en Facebook Atuk.dog

¿Nos ayudas? Tomate el tiempo de compartir y difundir la información si te ha gustado.

Atuk tiene una Asociación sin ánimo de lucro donde rehabilitamos perros de protectora con problemas de conducta graves desde hace más de 10 años, formamos a protectoras en educación canina amable y les proporcionamos recursos de manera gratuita para facilitar su labor y los procesos de adaptación.

Y si quieres ayudarnos a rehabilitar perros no adoptables de protectora, hazte Teaming por 1€ al mes: www.teaming.net/atuk

Adopta o ayúdanos a difundir a los perros que buscan hogar, los verás en RRSS.

¡¡¡GRACIAS!!!

Escrito por
Daniel Turrión
Copiar link